Seguidores

miércoles, 24 de agosto de 2016

5 LEYENDAS URBANAS QUE PUEDEN DAÑAR A UN ESCRITOR

Tan pronto como le digas a tu familia y amigos que estás intentando escribir un cuento o una novela, comenzarán a decirte todo tipo de cosas que se llaman “leyendas urbanas sobre la escritura”. Son cosas que todo el mundo sabe y aún así están mortalmente equivocados.

LEYENDA # 1: NO ERES LO SUFICIENTEMENTE INTELIGENTE PARA LOGRARLO.

¿Qué tan inteligente debes ser para escribir un cuento o una novela? ¿Cómo lo sabes? ¿Qué tiene que ver el IQ con la escritura? Lo cierto es que lo que más necesita un escritor es tener la capacidad de aprovechar sus “fuentes emocionales” y crear una historia que pueda impactar  a los que la lean. Un gran número de escritores se encuentran entre un rango de inteligencia que va del promedio (normal) a ultra alto, pero cada uno de ellos son personas que serían felices si los dejaran abandonados por largos períodos de tiempo en una isla desértica. Los que escriben ficción son personas excepcionalmente honestas que no se niegan a decir sus verdades internas. Si puedes hacer eso, puedes escribir un cuento o una novela.

LEYENDA # 2: NO TIENES SUFICIENTE TALENTO PARA HACERLO.

¿Qué es el talento? ¿Alguien sabe cómo medir el talento? ¿Qué pasa si el talento es algo que crece y no algo que se hereda? El hecho es que la escritura creativa requiere varias habilidades. Nunca vas a encontrar a alguien que tenía todas esas habilidades cuando comenzó a escribir. Todo aquel escritor que ha publicado ha pasado largas horas aprendiendo el arte de la ficción. Todos tienen algo en común: la persistencia. No tenemos idea de lo que puede ser el talento, pero sabemos de la persistencia cuando la vemos. Si tienes persistencia, tienes altas posibilidades de lograrlo como muchos otros.

LEYENDA # 3: NO TIENES NADA SOBRE QUÉ ESCRIBIR.

¿Sólo hay un tipo de cuento o novela que se pueda escribir? ¿Todos los que escriben un cuento o novela deben ser de Nueva York o mejor de Managua? ¿Todos deben ser populares o “cool”? Si has vivido lo suficiente, tienes algo sobre qué hacerlo. Si alguna vez has tenido miedo, alegría, hambre, placer, dolor, si has sido rechazado, has amado, has sentido rabia, placer, entonces tienes mucho sobre lo que escribir. Si has sobrevivido a una niñez miserable, a una desagradable experiencia en la escuela, a una relación tóxica, si has estado en el infierno y has regresado, entonces tienes suficiente material para escribir sobre lo que quieras en tu carrera de escritor. Si tu vida ha sido un flujo constante de felicidad desde el principio hasta el fin, entonces tienes que esforzarte un poco más, pero aún pueden obtener una historia de ello.

LEYENDA # 4: TIENES QUE CONOCER GENTE PARA QUE TE PUBLIQUEN.

¿Quién conocía a Stephen King antes que su trabajo fuera publicado? ¿Quién conocía a Tom Clancy? ¿Quién conocía a Gabriel García Márquez? ¿Quién conocía a J. K. Rowling? Si tienes un buen escrito en tú haber, conocerás gente rápidamente. Solamente debes mostrar en los alrededores lo que tienes y las personas indicadas te conocerán. La buena escritura siempre logra buenas conexiones.

LEYENDA # 5: OLVIDARÁS A TUS AMIGOS CUANDO SEAS FAMOSO.

¿Qué escritor famoso olvidó a sus amigos cuando las luces del público se posaron en él? ¿Por qué harían eso? Si te vuelves famoso vas a ser sitiado por personas haciéndose pasar por amigos y lo único que buscan es un pedacito de tu éxito. Muy pronto te darás cuenta que los amigos que te conocieron entonces, son los únicos amigos que estas seguro que te quieren por lo que eres, por ser ti mismo. Nunca olvidarás a tus verdaderos amigos, los valoraras más que nunca. Sí, es cierto, hay muchos que los olvidan pero esos no son escritores, son miserables.




sábado, 20 de agosto de 2016

SATURDAY NIGHT

Los sacos de basura quedaron regados sin volver a su lugar porque no les importa que los hayan encontrado acomodados ese no es su trabajo están alineados con un horario y un salario que con costo da para la comida sin guantes ni mascarillas ni uniforme aunque sea una camiseta del montón se merecen desde la madrugada andan por allí con los barriles azules donde un tiempo almacenaban agroquímicos con la leche para lala en camiones destartalados llenos con la basura que nos tomamos pero no dejo que el pajarito beba agua sucia cantando clarito y alegre aunque la pajarita tiene ya casi un mes de haberse ido y lo dejó solo con la compañía de Lucas que de vez en cuando come pero canta todos los días son gritos de desesperado le voy a enseñar a decir vulgaridades como me alegraría que dijera ¡hijo de puta! por lo menos los cenzontles comen de lo que deja regado cuando hay algo por lo menos decir que te quiero con un abrazo es bueno alivianar el alma de vez en cuanto aunque después se derrita como hielo en el desierto con los truenos los relámpagos los remolinos de los árboles la motosierra se los vuela en un engaño como los camarones gigantes sólo por encima todo mundo dando vueltas en ese remolino sin pagar las deudas sin dar la cara jurando que sí si no se pudiera llegar tan lejos todo acabaría en puras mentiras pero en el otro lado es pura fiesta hasta la madrugada de que sirve salir a caminar por la mañanas de lunes a viernes si Saturday night estás hasta la mera cachimba de imbécil con el hígado que ya no aguante ni el Whatsapp se apaga ni de día ni de noche triste ya no me acuerdo del PIN de la cuenta ni del olor del perfume que usa USA USA me voy a ir a dar una vuelta a los parques como montañero pero las mujeres de río están ida y vuelta no se van a detener como turtle punch que se quedó en las hojas del cuaderno con todito arreglado que se espere no hay prisa los mitos urbanos aquí no cuentan ni las pendejadas de otros tiempos me quedó por eso la uña horrible cuando acaricie a la pantera en la madrugada se va a carcajear porque lo vio lleno de sangre y duele antes y ahora también al teclear t a m b i é n estabas allí no te hubieras movido chancletas viejas que nunca se estiraron aumentan los gritos las cuentas son mías USA USA zapatos usados viejos suaves placenteros no los cambio solo quería bailar nada más desesperado llamando por teléfono desde la cárcel de Bluefields hola cómo estas soy yo te acordás de mi ve que frescura entre las rejas y con el oleaje de la bahía acurrucando el sueño en uno de los cayos Perlas acopiando por tres meses esto no es mío mamacita linda perdóname se llaman transacciones especiales para que te des el lujo de hacer maravillas nada de castillos de arena mejor de madera de caoba y granadillo de San Miguelito el nivel del lago ya no subió hasta allí llegamos como la chancha que iba arreada por la mañana hasta a las chanchas les llega su sábado con los naca-tamales del domingo pero paso puedo vomitar el colesterol con rosquillas del lunes mejor me aguanto las ganas de cortar la grama ojalá no siga lloviendo sanado la cuenta son más de diez sacos de basura los que quedaron regados no me va a dar tiempo de leer las babosadas del domingo.