Seguidores

lunes, 21 de febrero de 2011

FABIO GADEA EN NUEVA GUINEA


Desde tempranas horas de la mañana del día domingo 20 de febrero se escuchaban los alto parlantes en las diferentes zonas del casco urbano de Nueva Guinea, invitaban a hacerse presente en la antigua pista de aterrizaje para participar en el acto político junto a Fabio Gadea Mantilla.
Poco a poco el espacio se fue llenando. El acto dio inicio al medio día y se estima que asistieron más de tres mil personas de diferentes colonias y comarcas de Nueva Guinea, Muelle de los Bueyes, El Rama, El Coral y El Almendro.
Fabio Gadea fue recibido con vivas y gritos al subir a la tarima instalada en el centro de la antigua pista de aterrizaje. Su comitiva estaba integrada por Edmundo Jarquín del MRS, Eduardo Montealegre del Movimiento Vamos con Eduardo, Indalecio Rodríguez del PLI, varios excomandante de la Resistencia Nicaragüense y diputados ante la Asamblea Nacional.
Luego de las palabras de bienvenida y discursos de aspirantes locales a ser electos como diputados, un campesino le dedicó a Fabio Gadea la canción “Pronto brillará la luz en Nicaragua”.
Edmundo Jarquín del MRS dijo en su discurso que le causaba alegría, congoja y esperanza estar nuevamente en Nueva Guinea, después de una visita que realizara en el mes de septiembre a la colonia La Unión. Alegría de ver a tanta gente reunida sin temores, congoja porque un campesino le dijo que de la Colonia Nuevo León setenta campesinos has emigrado a Costa Rica en busca de empleo y esperanza porque únicamente con el Movimiento Unidad Nacional por la Esperanza se podrá generar los empleos que los Nicaragüenses necesitan.
Al hablar Fabio Gadea, la antigua pista de aterrizaje rugía de entusiasmo por los gritos de los asistentes. Primero invocó a Dios, aduciendo que es él quien encabeza la lucha, la lucha de ustedes para que salgamos victoriosos, la lucha por la libertad. Aseguró que es liberal y como tal aspira a la unidad de todos los liberales.
Al decir “déjenme que les cuente una historia autentica”, los asistentes gritaron. Dijo que es un hombre del pueblo, que no es de esos que nunca han trabajado y que viven a expensas del pueblo hablando en nombre del pueblo. Aseguró que trabajará por un Estado que esté al servicio del pueblo trabajador y que hará la revolución de la honradez para generar empleos y evitar que se vayan fuera del país.
Contó la anécdota de un campesino que le pidió en la Unión a Edmundo Jarquín que le dijera a Don Fabio que no se deje engañar, manosear por Arnoldo, pero que pese a esa advertencia aceptó reunirse con él cuando le mandó a decir que estaba dispuesto a declinar su candidatura por la unidad liberal. Alemán me quería para que yo aceptara ser su vice-presidente, como si anduviera buscando curules, yo no quiero cargos públicos, quiero servirle a mi patria y cambiar a mi país con honestidad, educación y con trabajo para todos ustedes. Le tuve que decir que no a mi consuegro, añadió. No le acepto porque yo quiero hacer la revolución de la honestidad, yo quiero cambiar la Nicaragua de hoy y eso no se puede hacer siendo su vice-presidente. No lo puedo hacer así, sólo lo puedo hacer siendo el presidente de Nicaragua y lo voy a ser.
Habló de la Unidad Nicaragüense por la Esperanza. Parece el título de una carta de amor a Nicaragua, la palabra esperanza tiene un gran significado en esta zona donde muchos amigos y familiares han tenido que emigrar a Costa Rica, cuando siete de cada diez jóvenes de nuestro país dicen que si pudieran si irían de Nicaragua significa que nuestro mayor déficit es de esperanza y eso es lo que nos proponemos, recuperar la esperanza en nuestro país, recuperar la idea de que el camino deseable es posible.
Ya pasó la temporada de adviento, de la buena nueva, de la inminencia del Mesías, del salvador. Aprovechándose, la dictadura Orteguista revistió la Purísima y la Navidad, la revistió de luces, fuegos artificiales y regalías de juguetes y laminas de zinc. Pero cuando todas esas luces se apagaron y se acabaron las regalías navideñas, el pueblo volvió a su eterna temporada de penitencia, la que inicia el miércoles de cenizas el próximo nueve de marzo; pero temporada de penitencia es la que el pueblo vive todo el tiempo, en penitencia.
        Para concluir, resaltó la unidad de las diferentes fuerzas que integran la Unidad Nicaragüense por la Esperanza y la figura de Eduardo Montealegre como un gran estadista que se desprendió de su candidatura. Anunció que cuenta con la casilla trece del PLI y que en la próxima semana le dirá a los Nicaragüense quien será su formula de vicepresidente de la República. 


Ronald Hill A.
La Colina
Nueva Guinea, RAAS
Domingo, 20 de febrero de 2011