Seguidores

martes, 22 de julio de 2014

¡AMADA MÍA, CARIBE MÍA!


El flujo del agua en la bahía
busca ansiosa la salida al mar,
como mis deseos de encontrarte.
Navego en solitario,
vela al viento en mares fantasmales,
buscando el puerto de alegría que en ti descubrí.

Tu sonrisa despejó mis pensamientos,
tus ojos mostraron amaneceres sin noches de descanso,
tu ternura calmó mi ímpetu vagabundo,
de tu mano caminé altivo sin esquivar miradas,
tu historia milenaria hice propia,
con tus sueños libertarios me cubrí.

Caribe mía, amada mía,
te busco en pisadas del pasado,
entre muelles de la bahía y ecos de sus callejones,
en noches lluviosas de calles vacías,
en las voces y aromas de tus barrios centenarios,
en tu comida sazonada con opulencia,
en la letra de tus canciones y el ritmo de sus bailes,
en tu autonomy for ever.

Caribe mía, amada mía,
¿Dónde estás que no te encuentro?
¡Amada Mía, Caribe Mía!
¡Muéstrame el puerto de alegría
que me hiciste descubrir!




21/07/2014
La Colina
Nueva Guinea, RAAS.
Bajo la lluvia.