Seguidores

miércoles, 19 de febrero de 2014

HONRAS FÚNEBRES DE MARTÍN BERMÚDEZ MENDOZA

Martín Bermúdez Mendoza nació el 4 de Diciembre de 1955 en el puerto de El Bluff.  Fue el séptimo hijo del matrimonio entre Santiago Bermúdez y Rosa Mendoza. Sus hermanos fueron Felipe, Ramón, Matilde, Fausto (QEPD), Socorro, Guillermo (QEPD), José y Manuel.

Creció como un niño sencillo, serio y dócil. Tenía un modo muy propio de hablar pronunciando con dificultad ciertas palabras. “Cuando tenía entre tres y cuatro meses de embarazo me operaron de apendicitis, me anestesiaron con éter y creo que lo afectó, por ello tenía ese modo de hablar”, recuerda doña Rosa.

Estudió en la escuela de doña Carmelita Bustamante y luego en el colegio San José de Bluefields donde cursó hasta sexto grado porque no quiso seguir asistiendo a clases. A la edad de 19 años se trasladó a trabajar a Corn Island con Efraín Reyes en los yates de Somoza donde aprendió a navegarlos. Posteriormente traslado el yate “Carlina” a través del canal de Panamá hacia Puerto Somoza, hoy puerto Sandino, donde laboró por muchos años como su capitán.

La revolución de 1979 lo sorprendió al mando del yate y se trasladó hacía El Salvador. Trató de obtener el pago de sus salarios pendientes pero le fue imposible. Allí conoció a Richard Macklin y a su esposa doña Laura. Con ellos trabajó ayudándoles en sus quehaceres y posteriormente emigró indocumentado a los Estados Unidos donde se reencontró con ellos, creciendo la amistad y el mutuo aprecio. Se convirtió en la mano derecha de los Macklin y lo adoptaron como hijo, obteniendo la nacionalidad estadounidense. Por muchos años estuvo con ellos en Key West atendiendo los negocios de la familia y posteriormente viajó a Luisiana donde laboró en una draga.

Se casó con una gringa llamada María y tuvieron tres hijos: Rosa, Elizabeth y Patrick. Posteriormente se divorciaron y regresó a Nicaragua, a la ciudad de El Rama, en el año 2003 donde redescubrió el amor, se casó con Mirna Aracelys Gómez Neira y le dio una bella hija llamada Laura Nora Macklin.

Por muchos años estuvo viajando a los Estados Unidos por asuntos laborales pero en el año 2008 tuvo un accidente que lo mantuvo hospitalizado y el miércoles, 22 de Enero del corriente año, a las 7:50 de la mañana falleció en un hospital de Miami.

Por él, nosotros, madre, hermanos y hermanas, hija, sobrinos y amigos nos congregamos para orar por el descanso eterno de su alma.


NO TE DETENGAS ANTE MI TUMBA Y LLORES. 

No te detengas ante mi tumba y llores,
no estoy allí. No duermo.
Soy mil vientos soplando
Soy el centelleo diamantino en la nieve
Soy la luz solar sobre el grano maduro
Soy la tenue lluvia de otoño.
Cuando despiertas en la quietud matinal
soy la prisa rauda, ligera
de quietos pájaros volando en círculos en el cielo.
Soy la tenue luz de las estrellas en la noche.
No te detengas ante mi tumba y llores
No estoy allí. No duermo.
No te detengas ante mi tumba y llores,
no estoy allí. ¡Estoy en todas partes!
vivo...

                                Mary Elizabeth Frye, 1932

Aqui les dejo este vídeo donde Francisco Cruz lee el texto anterior en la iglesia de ciudad Rama, El Rama el día de hoy.



19/02/2014