Seguidores

lunes, 29 de abril de 2013

REGGAE STYLE



Reggae Style es una forma, un estilo de vivir la vida y los acontecimientos que de ella se derivan de manera relajada, sin quebrarte demasiado la cabeza porque estás consciente que tarde o temprano se dará un hecho o varios que le pondrán fin. Es vivir la vida al suave, sin tormentos que te agobien y desvelen, es vivirla feliz.

Para ello es preciso seguir al pie de la letra lo que la mayoría de los médicos te recomiendan cuando descubren que tenés presión alta: “no se preocupe por nada, si se va a caer la casa deje que se caiga, pero antes busque como salirse”. Cuando lo asimilas, cuando sos capaz de vivir al ritmo del Reggae Style, tu vida cambia totalmente.

Desde hace muchos años me di cuenta que vivía nublado por los problemas y sufría la mayor parte del tiempo por la búsqueda desesperada, incisiva, de encontrarle solución a todo: “Ra flá, problema solucionado”. Para muchos estaba enfermo y siempre había alguien que me preguntaba: “¿Vos tenés azúcar?”, “ni para tomarme una tacita de café”, respondía.

Dar ese gran salto entre vivir agobiado y al ritmo del Reggae Style es difícil, pero cuando lo das te atrapa y posiblemente vivas muchos más años que el promedio de tus amigos y amigas que no lo han dado porque posee un alto valor terapéutico, es buena medicina para la mayoría de los males que nos aquejan.

Los que vivimos a ese ritmo somos como miembros de una familia ampliada, rápido nos identificamos y los otros, los sofocados y desesperados, también lo hacen. Es como llegar a una reunión de poetas sin serlo y, luego de escucharlos un buen rato, salir preguntando cómo hacen para inspirarse con esas metáforas tan vivas y versos llenos de pasión. Te quedan viendo como a un espécimen raro y se ríen de vos, pero si te gustan sus tertulias, los buscas y al final salís tirándote un par de versos sin darte cuenta. Te has convertido, has cambiado, ellos lo provocaron con su influencia. 

Nada de cumbia, nada de corridos rancheros, mucho menos los bullicios chinameros, la vida se vive mejor al ritmo lento, pausado del Reggae. Por eso los Caribeños somos longevos, todo lo vivimos al suave, sin prisa, sin preocupaciones, sin ponerle mucha mente a las tareas apremiantes cuyos plazos por cumplir se vencen, postergando para otros tiempos los problemas que desde siempre nos aquejan, especialmente en Bluefields.