Seguidores

jueves, 10 de abril de 2014

LAS MUÑECAS DE FABIOLA


Tres días seguidos desayuné frente a ellas, pero hasta el segundo las noté. Están acomodadas sobre un aparador, divididas en dos grupos de tres por una lámpara de mesa. Sobre ellas, en la pared pintada de color zapote, cuelgan dos cuadros de un pequeño velero impulsado por el viento en el rojo atardecer de la bahía de Bluefields del pintor bluefileño Julio Godoy. 

“Son mis negras”, me dijo Fabiola Guerrero cuándo notó que me llamaron la atención y las fotografié. Unas se las han regalado, otras las ha adquirido en diferentes centros comerciales del país. Los cuadros y las muñecas, “sus negras”, le dan vida al comedor como los desayunos que compartió conmigo en los tres días que, junto a su esposo Silvio Lacayo, me acogieron en su casa de habitación durante mi última estancia en Bluefields.