Seguidores

martes, 10 de junio de 2014

“PARA MÍ LA SEQUÍA NO ES PROBLEMA”


Si la mayoría de los pequeños y medianos ganaderos de Nicaragua invirtieran en la mejora de las condiciones de su finca en cuanto a la alimentación del ganado se refiere, los índices productivos y reproductivos del hato nacional se elevarían, tendrían mayor seguridad frente a  elementos externos que no pueden controlar como la sequía prolongada que se da por el fenómeno del niño, se reduciría la presión sobre las áreas boscosas, es decir que se frenaría el avance de la frontera agrícola, y cada vez serían menos los conflictos sangrientos por la tierra en territorios indígenas del Caribe.

El señor Alfredo Hidalgo Mejía, ganadero de Nueva Guinea, ha mejorado progresivamente las condiciones de su finca para garantizar la alimentación necesaria de su hato conformado por 60 cabezas e implementar un sistema de manejo semi-estabulado. Ha invertido en una galera, comederos, pastos mejorados, cultivo de caña de azúcar, pastos de corte, picadora y un trapiche para producir melaza que emplea en la alimentación del ganado. Es un proceso que ha venido desarrollando desde hace varios años y ahora considera que no tiene problema con la alimentación del ganado.

“Hay que prepararse porque aquí toda la gente tiene pasto Retana, si queremos tener un animalito hay que prepararse. Es caro pero el gusto es tener estos animalitos. Para mí la sequía no es problema”, dice Hidalgo con seguridad. “El agua se ha escaseado pero siempre tengo agua”, agrega.

Ahora su problema es la mano de obra porque no encuentra trabajadores. “La gente no quiere trabajar, quiere ganar bastante pero no quiere trabajar. Un ratito viene uno, un ratito viene otro”, señala.

Al igual que Alfredo existen en el país otros ganaderos que hacen la diferencia, pero la inmensa mayoría de ellos dependen del obsoleto sistema de producción extensivo. Sus inversiones se concentran en tierras y ganado “cholenco” sin ninguna mejora tecnológica. Por ello la ganadería del país tiene bajos índices productivos y reproductivos, y junto a los depredadores ambientales —los invasores de tierras indígenas y los madereros—, sigue siendo considerada enemiga del medio ambiente.

Aquí les dejo este vídeo donde el productor nos explica sus logros.